.

Seguir la Sunnah es el método del supremo intérprete de la Voluntad Divina, el Mensajero de Allah; y esto es la raíz de la adoración y de la piedad (`ibâdati de asl-ul).

إنه لا ينبغي أن يعذب بالنار إلا رب النار
«No corresponde a nadie castigar haciendo uso del fuego, excepto al Señor del fuego»

"Aquél que no siente placer por la primavera y su flores y el laúd y sus melodías es un desequilibrado que no tiene remedio."
Abu hamid Al-ghazzaali

"No me preocupa el no ser conocido. De lo que trato es de hacerme digno de ser conocido." Confúcio, (551 a. C. - 479 a. C.)

"Para decirlo con toda franqueza, en todas las aldeas se necesita un breve período de terror".
Mao Tse Tung

“[¡Oh, Muhammad!] Ante todo, elige perdonar, ordena el bien y apártate de quienes se comportan contigo en forma ignorante.” (Corán 7:199)

"Las ideas son mucho más peligrosas que las armas. Si no permitimos que nuestros enemigos tengan armas, ¿Por qué les vamos a permitir tener ideas?" (Stalin)
La violencia es el único medio de lucha, y la sangre el carburante de la historia (Stalin).

En 1930 se le preguntó al Gobernador de Louisiana, Huey Long si el fascismo podría llegar a América. Su respuesta fue:

"Seguro, solo que aquí
le llamarán anti-fascismo".


En 2010 se le preguntó al Profesor Rahmanicus si el fascismo podría volver al continente europeo. Su respuesta fue:

""Seguro, solo que aquí le llamarán TOLERANCIA CERO".

No seas compañero de los malos ni calumniador de los buenos.
Hesiodo

El Islam no es una religión utópica, cree en una utopía, pero hay que esperar por ella, no está es en este mundo. Sh. H.Y.

"El socialismo chino se fundamenta en Darwin y en la teoría de la evolución"
Mao Tse Tung

Adolf Hitler, 1927: " Yo soy Socialista "

Goebbles, 1931: " antes prefiero ser bolchevique que capitalista "


Fred Hoyle: "La formación de una célula viva a partir de una sopa química inanimada es tan probable como el ensamblado de un 747 por un torbellino que pasa a través de un depósito de chatarra.”

Chandra Wickramasinghe: La probabilidad de la formación de la vida a partir de la materia inanimada es alrededor de 1 seguido de 40.000 ceros… Es suficientemente grande para sepultar a Darwin y toda la teoría del evolución“.

"Sí para llegar a nuestros fines debemos eliminar el 80% de la población, no vacilaremos, un solo instante." LENIN [Vladímir Ilich Uliánov]

Es evidente que el común entusiasmo por la igualdad es, en un sentido fundamental, anti-humano. Tiende a reprimir el florecimiento de la personalidad individual, de la diversidad y de la civilización misma. Es la búsqueda de la uniformidad de los salvajes. [Murray Rothbard]

Bajo el gobierno comunista nadie posee nada, ya sean los hijos de uno, o la esposa, o aun la propia libertad. El estado puede incautarlos en cualquier mo­mento.

La liberación de la mujer –sostiene Engels- pasa por la destrucción de la familia y su ingreso al mercado del trabajo. Así, ocupará su lugar en la sociedad de producción, ya sin el yugo marital ni la carga de la maternidad.

-"Si triunfan las derechas tendremos que ir a la Guerra Civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos” (Largo Caballero, secretario General del PSOE. El Liberal, de Bilbao, 20 de enero de 1936).

George Gilder lo predijo hace muchos años, ahora vemos que el gobierno está actuando como un reemplazo del esposo y del padre.

Es un error pensar que el feminismo representa a la mujer, que es un movimiento de mujeres. No solo no es así, si no que somos millones las que hemos sido sus víctimas.
Mª del Prado Esteban Diezma

Si no fuera suficiente con las divisiones por causas políticas, religiosas y raciales; las mujeres empezaron a considerar a los hombres como extraterrestres, como a seres de otra especie a lo que no se sentían vinculadas: era el triunfo de una nueva ideología mesiánica y de odio llamado feminismo.

"El fascismo es socialismo nacionalista"... Benito Mussolini, creador del fascimo, fue el número 3 del partido socialista italiano. In nomine

Dei non Deus nisi Deus solus non similis. Declaración visigoda de la unicidad de Dios.

Martyn Latsis, uno de los jefes de la Checa, el 1 de noviembre de 1918: "No hacemos la guerra contra las personas en particular. Exterminamos a la burguesía como clase. No busquéis, durante la investigación, documentos o pruebas sobre lo que el acusado ha cometido, mediante acciones o palabras, contra la autoridad soviética. La primera pregunta que debéis formularle es la de a qué clase pertenece, cuáles son su origen, su educación, su instrucción, su profesión". (Courtois, ob. cit., p. 22).

"Si se pudiese abolir su sometimiento al Corán por medio de la emancipación civil, se cancelaría, al mismo tiempo, su sometimiento al clero y se produciría una revolución en las relaciones políticas y religiosas..." Karl Marx

“Yo creo que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que los enemigos declarados. Si el pueblo Estadounidense permite alguna vez, que los bancos privados controlen el asunto de su moneda, primero por inflación, luego por deflación, los bancos y las corporaciones que crecen a su alrededor le quitarán al pueblo toda supropiedad hasta que los niños despierten sin casa en el continente que sus padres conquistaron”. Thomas Jefferson
.
Gustavo Le Bon en "Ayer y Mañana":
"..Las creencias de forma religiosa, como el socialismo, son inconmovibles porque los argumentos no hacen mella en una convicción mística... Todos los dogmas, los políticos sobre todo, se imponen generalmente sobre las esperanzas que hacen nacer y no los razonamientos que invocan... La razón no ejerce influencia alguna sobre las fuerzas místicas.."
.
-"Lo que vosotros teméis es la mirada penetrante, no os atrevéis a mirar el fondo de las cosas os gusta que vuestros ojos resbalen sobre todo sin pararos a pensar"-.
Almas Muertas, N.Gógol

Como la mayoría de licenciados/as, crees todo, estás bien adoctrinado y lo que mejor has aprendido es lo que mejor enseñan: A NO PENSAR.

"Nuestros camaradas y los miembros de las organizaciones amigas deben continuamente avergonzar, desacreditar y degradar a nuestros críticos. Cuando los obstruccionistas se vuelvan demasiado irritantes hay que etiquetarlos como fascistas o nazis. Esta asociación de ideas, después de las suficientes repeticiones, acabará siendo una realidad en la conciencia de la gente".

Comunicado del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética del año 1943, dirigido a todos sus afiliados.

Las leyes de la Unión Europea exigen que informes a tus visitantes europeos de que usas cookies en tu blog. En muchos casos, dichas leyes también exigen que obtengas el consentimiento de los lectores.

Hemos añadido un aviso a tu blog para explicar el uso que hace Google de ciertas cookies de Blogger y de Google, incluidas las de Google Analytics y AdSense.

Es tu responsabilidad comprobar que dicho aviso se muestre y que sea adecuado para tu blog. Si utilizas otras cookies (al añadir funciones de terceros, por ejemplo), es posible que este aviso no te sirva. Más información sobre este aviso y tus responsabilidades

domingo, 27 de noviembre de 2011

LA ESENCIA DEL FEMINISMO ES EL ODIO A LO FEMENINO

Nuevamente traemos a nuestro blog las últimas palabras de nuestra admirada Mª Prado Esteban Diezma, militante anarquista que es hoy una de las más relevantes voces contrarias al feminismo.
Prado fue durante años una reconocida feminista y su tremenda sinceridad le honra en todos los aspectos, habiendo sido capaz de renegar del feminismo, al que perteneció durante décadas, en el momento en que ser feminista posibilitaba el ascenso en la carrera política, el cargo confeccionado a medida, la subvención y la prebenda, cuando no el honor y la gloria.

No obstante nuestra admiración por Prado Esteban,  no acabamos de entender cual es ahora -después de décadas de militancia feminista-  su concepción de "patriarcado", concepto que parece que arrastra de su formación anarco-comunista. La teoría del patriarcado, hemos de reconocerlo, representa para nosotros un misterio semejante al de la santísima trinidad, que nos obliga a volver la mirada a las lunáticas teorías de F. Engels incluidas en el manifiesto comunista, con sus fantasías de un mundo de paz y colectivismo antiguo liderado por mujeres hasta la llegada, junto a la agricultura, del "patriarcado" que se supone fue el creador de la propiedad privada (capitalismo), el instaurador de la guerra en el lugar de la pacifica sociedad coletivista matriarcal y el que sometería a la mujer a la dominación hombre, curiosa manera de ver las cosas cuando un observador sin prejuicios hubiera comprendido que la susodicha  "sumisión" no es otra cosa que la respuesta natural a los retos de la supervivencia, el natural reparto de funciones conforme a las cualidades y funciones naturales de hombres y mujeres. Pues ¿Desde cuando el sometedor impone al sometido el privilegio de no participar en la guerras donde pueda encontrar la mutilación o la muerte y se reserva éste "derecho" para si mismo? ¿Desde cuando el sometedor reserva para sí el trabajo en la mina, los peligros del mar, el oficio de galeote?
Por ello, a pesar de nuestra admiración por el trabajo de Mª Prado, nos permitimos contextualizar sus discursos con una palabras fundamentales del mismo F. Engëls que creémos ayudaran en gran medida a la mejor comprensión del discurso de Mª Prado.
                                                                             ***
La liberación de la mujer pasa por la destrucción de la familia y su ingreso al mercado del trabajo. Así, ocupará su lugar en la sociedad de producción, ya sin el yugo marital ni la carga de la maternidad.
F. Engels
                                                                             ***
LA REPRESION DE LA MATERNIDAD COMO FEMINICIDO
por Prado Esteban Diezma

El discurso sobre la obligación que se impone a las mujeres para que sean madres es una mentira impúdica pues es el aparato ministerial, todo él, el que asegura que las mujeres deben liberarse de las presiones que reciben para ser madres y lo hacen cuando la tasa de hijos por mujer es de 1,4 y sigue cayendo. Se produce así la paradoja que son los poderosos quienes liberan a las mujeres de la presión de los sin poder que son quienes las someten.


Lo real es que las restricciones y obstáculos que se ponen a la maternidad son múltiples y complejas, y casi todas vienen de las instituciones y el empresariado, comprenden la modificación ilegítima de la conciencia femenina que se hace a través del aparato académico, la universidad en primer lugar, los medios de comunicación de masas, los funcionarios del Estado del bienestar, la presión, que llega a ser intimidación, de las empresas y el escarnio público de la figura de la madre, especialmente si es de familia numerosa.


A la vez la ortodoxia de la “emancipación” define como los instrumentos de liberación de la mujer el trabajo asalariado y su inmersión en el sistema educativo. Así dos de los instrumentos más repugnantes del Estado capitalista son trasmutados en legítimos porque permiten, según dicen, salir a las féminas de la incultura, la ignorancia, el atraso y la sumisión a los varones. A esas dos horrendas realidades debe dedicar la mujer emancipada toda su energía, vivir para la empresa, para la profesión, para el medro y para creer ciegamente las pérfidas necedades del “saber” académico, renunciar a su propia inteligencia, a su soberanía individual, a la relación con sus iguales, a la proyección de sus objetivos vitales y por supuesto a la lucha contra el poder que es quien la libera.




Lo que está en juego en la actualidad no es la función maternal sino la propia condición humana de la mujer. El deseo de una parte del feminismo de que las mujeres se “liberen” de su biología a través de la negativa a reproducirse es muestra del discurso dislocado de ciertas corrientes de la modernidad que deploran la existencia humana en sus funciones superiores, la maternidad, como paradigma de la unidad esencial de la realidad de la persona en su multiplicidad física, psíquica, relacional, afectiva, volitiva e histórica lo es. Además es producto de una misoginia esencial que considera que la inferioridad femenina deviene de nuestra singularidad física. El odio a lo femenino es la esencia del feminismo como culto a lo macho, deplorable construcción de género del Estado y los ejércitos, que poco tiene que ver con lo masculino.
De lo que se trata, en última instancia es de construir una semihumanidad que haya perdido por completo la capacidad para existir en sí y por sí y sea en todo dependiente de las instituciones. El Estado no necesita hoy que las mujeres le sirvan como reproductoras pues su crecimiento depende del incremento del trabajo femenino, por un lado, y de atraer la cantidad óptima de inmigrantes según sus necesidades, por otro. Tal proyecto no tiene únicamente una finalidad económica sino que es un plan de modificación esencial de la sociedad humana, destrucción de todas las estructuras de convivencia horizontales, aculturación máxima, enfrentamiento social general, en primer lugar entre los sexos, y demolición refundadora del sujeto que permita entrar en una etapa de mega-dominación. Por eso la desnatalidad es hoy inducida desde las instancias del poder.

Su recuperación es, de forma objetiva, un elemento de regeneración de la sociedad y la civilización, de limitación de la barbarie que impone el sistema en forma de conductas depredadoras e hiperconsumistas, asociales y dañinas, inmorales y descreídas, irreflexivas y nadificadoras.

La alienación femenina por el ejercicio de la maternidad es un estigma del mundo moderno, y más en concreto, de la formidable afirmación del patriarcado que hace la revolución liberal y no de la sociedad tradicional como se dice. La madre sobreprotectora, desequilibrada, volcada en lo doméstico y ajena a la reflexión es una figura moderna fabricada por los expertos, el psicoanálisis, la universidad y los medios de comunicación de masas entre otros. La maternidad, por sí, no roba a la mujer ninguna de sus facultades y, por el contrario, puede incentivar el cultivo de nuevas habilidades, competencias y posibilidades para desarrollar tanto su talento e inteligencia como su creatividad, valía y excelencia espiritual, aportando, a la par, tales conocimientos a toda la sociedad. Los impedimentos a la maternidad son múltiples, el embarazo ha sido convertido en una enfermedad, el acto de gestar es robado a las mujeres para quedar en manos de profesionales y expertos que rebajan y niegan la grandeza de una situación humana excepcional convirtiendo a la mujer en objeto de su gestación en lugar de sujeto de ella. El hostigamiento hacia la paternidad es otra perturbación importante en las corrientes neopatriarcales del feminismo, para las que el padre aparece como el artífice del robo de la maternidad verdadera y la libertad femenina, el que expolia a la mujer de su prole y la reduce a recipiente de la gestación.
De esta forma se achaca al varón la responsabilidad de un orden que se fundamenta en las estructuras políticas del poder de las que emana el patriarcado (la sumisión antigua de la mujer) y el neopatriarcado (la moderna discriminación femenina) y que someten y obligan tanto a los hombres como a las mujeres. La desaparición de la trama de las relaciones de apoyo mutuo y el acoso a la paternidad forman parte de un mismo proceso que aísla a la mujer madre, impide su desarrollo como persona, la expulsa de la vida social y política, la margina de la forma más brutal, de manera que la maternidad queda convertida en una experiencia trágica, sombría y destructiva.
Los obstáculos a la maternidad tienen también un correlato en la restricción a la erótica de la fecundidad, el sexo hoy está sometido a limitaciones tan reales como las de las sociedades más represivas pues el impulso genésico debe obligatoriamente quedar excluido de las pasiones libidinosas.
Para muchos individuos de los dos sexos la fertilidad tiene un carácter de aspiración íntima de una gran energía que deben maniatar para someterse a la gazmoñería sexual moderna que normativiza la vida erótica de forma categórica.
En conclusión, si no lo remediamos, el gran cataclismo que supone la desnatalidad traerá, entre otras muchas consecuencias, la destrucción del sujeto como destrucción de los hombres, las mujeres y los niños alterando tan profundamente sus ideas, conductas y deseos que el ser personal de los individuos estará en vías de desaparición en unos pocos decenios, constituyéndose un subhumano que será criatura del poder, pero no de sí misma.
La posibilidad de frenar las fuerzas exterminacionistas y devastadoras que se ciernen sobre la condición humana depende de que asumamos la responsabilidad individual y colectiva de recuperar nuestra humanidad y luchar por ella.

No hay comentarios: